Reseñas de traducciones LVIII – «Asesinato en el Orient Express»

Agatha Christie, Asesinato en el Orient Express (Murder on the Orient Express); traducción del inglés realizada por E. Machado-Quevedo, Barcelona, RBA Coleccionables, 2008, 199 pp., ISBN 978-84-473-5658-4

Asesinato en el Orient Express fue publicada en 1934 y tiene como protagonista a Hercule Poirot. Es la décima novela, por orden cronológico, en la que aparece este personaje. No es necesario haber leído a Agatha Christie (1890-1976) para saber quién es ella o haber oído hablar de su famoso detective. La escritora británica publicó 72 novelas, de género policial y romántico, y 14 historias cortas. Además, escribió la conocida obra de teatro La ratonera.

Argumento

En pleno invierno, Poirot se encuentra en Estambul decidido a tomar el Orient Express. Su tranquilidad se ve turbada tras pasar una mala noche, cuando una tormenta de nieve ha detenido el tren y aparece el cadáver de un pasajero apuñalado salvajemente.

Edición, traducción y estructura de la obra

La edición pertenece a una colección que RBA sacó en 2008 sobre esta autora. Es de tapa dura y consta de una guía para el lector, con la relación de personajes, y la novela, dividida en tres partes con varios capítulos cada una. También tiene un plano del vagón en el que ocurre el asesinato, con los nombres de los ocupantes de cada compartimiento. Una edición sencilla, con letra grande y una traducción clara que ha sabido trasmitir la personalidad de cada personaje: la pedantería de Poirot, sus frases en francés, la frialdad de Mary Debenham, la solemnidad de la aristócrata, etc.

Actualmente existen 36 ediciones de la obra registradas en España. La mayoría de ellas publicadas por RBA o Molino. Lo curioso es lo que ocurre con el traductor: en algunas ediciones aparece como E. Machado-Quevedo (una conjunción de apellidos literarios bastante… curiosa) y en otras como Eduardo Macho-Quevedo. Si nos decantamos por la primera opción, este traductor solo habría trabajado en «Asesinato en el Orient Express»; pero si preferimos la segunda, se trata de un autor de cuatro obras sobre historia y leyendas, como «Julio César», «Marco Polo» o «Alejandro Magno», y de un traductor de hasta 24 textos, la mayoría cuentos y otras obras de misterio similares a este. Quiero pensar que se trata de una confusión con su primer apellido y ha dado lugar a una persona inexistente. Pero no tengo forma de comprobarlo. Si alguien tiene alguna idea sobre la cuestión, que no dude en comentar.

Opinión

La primera opinión que me viene a la mente es que lo he pasado muy bien leyendo este libro. Ha sido divertido y entretenido, como un juego. A pesar de que no soy una persona de comparar las coartadas de cada personaje en este tipo de historia, me ha gustado que me mantuviera pendiente de todos, de lo que hacían y decían, para averiguar quién era el asesino. No acerté con mis teorías y tampoco me ha gustado el final. A pesar de que está todo bien hilado, esperaba una solución más brillante, de esas con las que dices «¡claro! ¿Pero cómo no lo había visto venir?». El desenlace que nos ofrece la autora no me parece malo, sino demasiado simple, poco elaborado.

Por otro lado, no ha sido un libro que me haya aportado grandes cosas. Creo que se hizo para entretener y esa función la cumple perfectamente. Lo que más me ha gustado ha sido la ambientación. Esa atmósfera detectivesca de los inicios de la novela policíaca ha conseguido conquistarme. Sus expresiones y métodos me han envuelto por completo. Estoy segura de que voy a seguir leyendo a la autora. Incluso me han dado ganas de empezar a leer alguna aventura de Sherlock Holmes.

No puedo decir mucho más de una obra tan corta y de misterio, porque no quiero revelar ningún detalle. Para resumirlo, es un libro que recomiendo para pasar un buen rato, matar el aburrimiento y despejarse un poco de otras lecturas más complejas. Muy ligerito y ameno.