Reseñas de traducciones L – Reencuentro con Stefan Zweig

Stefan Zweig, Carta de una desconocida (Brief einer Unbekannten); traducción del alemán realizada por Berta Conill, Barcelona, Acantilado, 2002, (Narrativa), 65 pp., ISBN 978-84-95359-47-6

Ya he hablado de Zweig en la reseña de la biografía de Américo Vespucio. Así que os dejo el enlace aquí, por si queréis saber un poco más de este ensayista, novelista y biógrafo.

Argumento

«Sólo quiero hablar contigo, decírtelo todo por primera vez. Tendrías que conocer toda mi vida, que siempre fue la tuya aunque nunca lo supiste. Pero sólo tú conocerás mi secreto, cuando esté muerta y ya no tengas que darme una respuesta; cuando esto que ahora me sacude con escalofríos sea de verdad el final. En el caso de que siguiera viviendo, rompería esta carta y continuaría en silencio, igual que siempre. Si sostienes esta carta en tus manos, sabrás que una muerta te está explicando aquí su vida, una vida que fue siempre la tuya desde la primera hasta la última hora».

Edición, traducción y estructura de la obra

Las ediciones de Acantilado son muy buenas, tanto por la estética como por la calidad de sus textos. Cubiertas que siguen la misma línea de sus colecciones, minimalistas y evocadoras. Nada más tocar el libro, notas que es de calidad.

La obra es epistolar, no tiene capítulos. Aparecen dos hilos narrativos: el del escritor que recibe la carta, narrado de manera omnisciente; y el de la propia carta, en primera persona y con saltos entre el pasado y el presente. No he podido comprobar el original, pero la traducción me ha recordado al Zweig que conocí con la historia de Vespucio y con Novela de ajedrez, así que Berta Conill ha mantenido el registro y el estilo del autor. Conill no se dedica únicamente a la traducción, sino que es psicóloga clínica, directora del Centre SOM y profesora en la Universidad Autónoma de Barcelona. Su rama traductora se debe a que es trilingüe: habla catalán, castellano y alemán.

Opinión

El hecho de que la traductora sea psicóloga me parece muy acertado para la clase de historia que nos encontramos aquí. No llega a 70 páginas, así que tampoco puedo comentar mucho sin desvelar toda la trama, pero me ha parecido el relato de una obsesión. Quizá haya gente que lo ha interpretado como una historia de amor. Yo no lo he sentido así en ningún momento. La monomanía (he aprendido esta palabra mientras investigaba sobre el libro) de la desconocida roza lo enfermizo.

Este halo perturbador me ha mantenido enganchada desde la primera página. Necesitaba saber qué pensaba el protagonista después de leer la carta. Y debo decir que su actitud me ha dejado todavía más a cuadros que la propia historia. Me ha fascinado y trastornado a partes iguales, porque Zweig consigue que parezca que eres tú quien ha recibido la carta. Se trasmiten de una forma increíble unos sentimientos muy siniestros. Qué historia tan bien contada. No esperaba algo así y ha merecido la pena emplear mi tarde domingo en ella.

Recomendadísimo.

Reseñas de traducciones XLIX – «Blue»

Danielle Steel, Blue (Blue); traducción del inglés realizada por Inés Belaustegui Trías, Barcelona, Plaza Janés, 2017, 315 pp., ISBN 978-84-01-01970-8

Danielle Steel (Nueva York, 1947) es, a sus 73 años, una auténtica superventas. Publica en Estados Unidos, pero sus libros se han llevado a más de setenta países. Destaca, sobre todo por sus novelas románticas. Publicó su primera obra en 1973, aunque la escribió cuando tenía 18 años. Estudió en el Liceo Francés de Nueva York y habla cuatro idiomas. Algunas de sus obras más conocidas son La promesa, El anillo, Secretos, La boda, El beso… Es una lista infinita. Si os gusta la novela romántica, imagino que la conocíais. Yo nunca había leído nada de ella hasta que me topé con Blue.

Argumento

Ginny Carter era una periodista famosa, una mujer realizada y feliz y, por encima de todo, la madre orgullosa de un niño de tres años. Hoy es la única superviviente de un accidente que le destrozó la vida. Ginny dejó el trabajo, se alejó de sus amigos y lo vendió todo para viajar a los lugares más peligrosos del planeta, y ayudar a  mujeres y niños víctimas silenciosas de la guerra.

Durante el aniversario de aquel trágico accidente, Ginny conoce a Blue Williams, un chico de trece años que vive en la calle. La mujer logra acercarse al chaval y, poco a poco, surge el cariño, la complicidad y la sensación de amparo que ambos han perdido. Blue le ofrece a Ginny una mezcla de ingenuidad y sabiduría y ella, respeto, hasta que un nuevo revés ensombrece sus esperanzas en el futuro.

Edición, traducción y estructura de la obra

La edición es en tapa blanda pero de las resistentes, con solapas. En cuanto vi la cubierta, me recordó a navidad, por la nieve y las letras en rojo. Por dentro es muy sencillo, con letra grande y compuesto por 20 capítulos. Para mi gusto son demasiado largos; se trata del típico libro con el que no sabes dónde parar de leer, porque tienes que irte y para terminar el capítulo quedan cinco páginas.

La traducción corre a cargo de Inés Belaustegui, una intérprete de conferencias y traductora de inglés, francés y catalán, cuya profesionalidad se ve reflejada en este libro. Además de novelas, traduce textos técnicos de muchos ámbitos. No he tenido acceso al texto original completo, pero por el fragmento que he leído, Belaustegui ha sabido mantener las frases largas y cargadas de adjetivos de Danielle Steel. A mí la narración se me ha hecho un poco pesada, porque se utilizan párrafos enteros para describir un hecho concreto. Pero eso no quiere decir que la traducción no sea fiel. Al contrario.

Opinión

Vengo de leer Patria, un libro tan intenso y con una narración tan absorbente, que Blue me ha dejado indiferente. Es imposible comparar, puesto que son libros distintos y cada uno es bueno a su manera. Con esto no me refiero a que la historia sea superficial. De hecho también remueve sentimientos. Sin embargo, somos el resultado de los libros que leemos y no podemos evitar que nos influyan a la hora de opinar en nuestras siguientes lecturas.

Blue es una novela tierna y fácil. Como he comentado sobre la portada, desde el principio me recordó a la típica película de navidad (empieza ambientada en esa época). También es entretenida. Se lee rápido, aunque la manera de escribir de la autora no sea muy fluida. En resumen, es una historia bonita que, a pesar del nudo, no tiene muchas complicaciones. La recomiendo para cuando quieres leer sin pensar mucho y dejarte llevar por una novela sencilla.

Por otro lado, mientras leía, sentía que se repetía constantemente la historia sobre el pasado de la protagonista y todo lo que había sufrido. Eso queda claro en las primeras páginas y no veo necesario que se recuerde en cada capítulo. Creo que es un intento de que la trama sea más dolorosa de lo que ha resultado ser. O quizá la autora no ha sabido trasmitir el sufrimiento de Ginny. Al menos a mí, no me ha llegado. Tampoco es que yo haya encajado con su personalidad. Me parece muy bien que lo esté pasando mal, pero ¿qué tiene que ver eso con que no vayas a ver a tu padre enfermo? No he entendido ni su forma de ser ni tampoco la de su hermana, Becky. Una auténtica ama de casa (como no se cansa de repetir la voz narrativa) con tres hijos, que además se encarga sola de cuidar a su padre. Y no se enfada con su hermana. Los pocos reproches que le hace acaban en el aire, como si nada. En cuanto a la trama con Blue, tanto Ginny como él se encariñan en cinco minutos. Se supone que es un niño con un pasado malo, que no quiere tratos con nadie, pero crea un lazo fortísimo con Ginny en nada de tiempo.

Esas cosas, junto a ciertos valores rancios que se dejan entrever, son las que han hecho que este libro no me encante. Me ha gustado, sí. Y lo recomiendo porque, como he dicho, es una historia sencilla y entrañable. Pero sin más. Igual que me pasa con las películas de navidad, me ha parecido una historia inverosímil y con un final predecible.

Reseñas de originales XXXVII – «Patria»

Fernando Aramburu, Patria; Barcelona, Tusquets, 2016, (Maxi), 646 pp., ISBN 978-84-9066-731-6

Patria, también conocida como «el fenómeno literario más destacado de los últimos años», es la última novela publicada hasta el momento por Fernando Aramburu (1959). El autor, además de novelas, también escribe poesía y ensayo. Estudió Filología Hispánica y desde mediados de los ochenta hasta 2009 fue profesor de español en Alemania. Después se ha dedicado por completo a la escritura. Otras de sus obras notables son Fuego con limón, Los ojos vacíos, Los peces de la amargura, El trompetista de Utopía o Años lentos. Pero sin duda ha sido con Patria con la que ha alcanzado el éxito y el reconocimiento mundial. La novela trata el tema del terrorismo de ETA y sus consecuencias. Ha sido traducida a una treintena de idiomas.

Argumento

El día en que ETA anuncia el abandono de las armas, Bittori se dirige al cementerio para contarle a la tumba de su marido el Txato, asesinado por los terroristas, que ha decidido volver a la casa donde vivieron. ¿Podrá convivir con quienes la acosaron antes y después del atentado que trastocó su vida y la de su familia? ¿Podrá saber quién fue el encapuchado que un día lluvioso mató a su marido? Por más que llegue a escondidas, la presencia de Bittori alterará la falsa tranquilidad del pueblo, sobre todo de su vecina Miren, madre de Joxe Mari, un terrorista encarcelado y sospechoso de los peores temores de Bittori. ¿Qué pasó entre esas dos mujeres? ¿Qué ha envenenado la vida de sus hijos y sus maridos, tan unidos en el pasado? Con sus desgarros disimulados y sus convicciones inquebrantables, la historia incandescente de sus vidas antes y después de la muerte el Txato nos habla de la imposibilidad de olvidar y de la necesidad de perdón en una comunidad rota por el fanatismo político.

Edición y estructura de la obra

La edición comienza con una breve biografía del autor, seguida del índice. Algo que se agradece en obras con tantas páginas. Se compone de 125 capítulos y un glosario con las palabras en euskera que aparecen a lo largo del libro. Este detalle me ha encantado, porque me gusta aprender palabas de otros idiomas y los glosarios me vuelven loca de amor. Una de las mejores cosas de leer este libro ha sido que mi vocabulario vasco ha aumentado de manera considerable. El euskera siempre me ha parecido una lengua interesante, sobre todo por su origen.

Otro punto a favor del formato es la longitud de los capítulos. Ninguno supera las tres carillas. Esto hace que avances por la historia a paso ligero y, si tienes una tarde libre, te plantas en la mitad del libro sin haberte dado cuenta. En cuanto a la estética, la edición es sencilla; los inicios de capítulo, simples y el tamaño de la letra es bueno.

Opinión

Lo he pasado mal con este libro. Lo sabía antes de leerlo y por eso era reticente a hacerlo. No me gusta leer libros de guerras ni conflictos armados porque me afectan mucho. Pero tampoco quería perderme esa obra a la que casi todos tildaban de maravillosa. Debo decir que, en mi opinión, no se equivocan. La novela es muy buena. Y también es dura. Se describen atentados, torturas y sentimientos tan profundos que te arrastran como lector. Es un libro que absorbe, tanto por el ritmo narrativo como por la trama. Como Bittori, yo también necesitaba saber qué había pasado con el Txato.

Otra cosa que me ha gustado es que Aramburu utiliza un narrador muy peculiar. Al principio me costó trabajo entrar en su «corriente de palabras» (no sé describirlo de otra manera), pero después de unas cuantas páginas me acostumbré y me atrapó. Es un narrador testigo, pero no juez. Omnipresente, pero que a la vez mezcla flujos de pensamiento de todos los personajes. Está describiendo un acontecimiento y, de repente, introduce el pensamiento del protagonista del momento. Parece un lío, pero para mí ha sido brillante. Es muy difícil conseguir que una estructura así funcione y tenga sentido. Por otro lado, se presentan los hechos tal cual y el lector juzga según su opinión. Las pocas críticas negativas que tiene el libro lo acusan de parcial, pero en mi humilde opinión pienso que la historia intenta mostrar las dos caras del conflicto.

Patria no se centra en la base ideológica ni profundiza en temas políticos, sino que cuenta cómo dos familias amigas de toda la vida dejan de serlo cuando el terrorismo entra en sus vidas. Describe sus pensamientos, su sufrimiento y lo que cargan cada día sobre los hombros. Yo no he leído nada sobre el tema antes y los recuerdos que tengo sobre esta etapa del país son borrosos porque era pequeña, pero esta historia me ha servido mucho para forzarme a juzgar menos y pensar más. Me ha hecho entender comportamientos que quizá antes ni me había planteado y he podido imaginarme el dolor que dejan este tipo de conflictos.

Como punto negativo, me han sobrado capítulos. Algunos me han parecido totalmente de relleno. Creo que el autor podría haber prescindido de ciertos escarceos amorosos de los personajes, que personalmente no me han aportado nada, ni para la trama principal ni para conocer más al personaje en sí. Por lo menos a mí. Quizá esas páginas podrían haberse aprovechado para profundizar un poco más en el proceso de ruptura de las familias protagonistas, que se me ha quedado un pelín cojo. Tampoco ha terminado de convencerme el final. Demasiado precipitado; peca de lo mismo que la historia de la enemistad de las familias: poca explicación. Tan simple y sencillo que no me cuadra con todo lo anterior. Son dos puntos demasiado importantes en la novela como para que se cuenten en pocas páginas.

Finalmente, ¿recomiendo el libro? Sin duda alguna.