Reseñas de traducciones LVIII – «Asesinato en el Orient Express»

Agatha Christie, Asesinato en el Orient Express (Murder on the Orient Express); traducción del inglés realizada por E. Machado-Quevedo, Barcelona, RBA Coleccionables, 2008, 199 pp., ISBN 978-84-473-5658-4

Asesinato en el Orient Express fue publicada en 1934 y tiene como protagonista a Hercule Poirot. Es la décima novela, por orden cronológico, en la que aparece este personaje. No es necesario haber leído a Agatha Christie (1890-1976) para saber quién es ella o haber oído hablar de su famoso detective. La escritora británica publicó 72 novelas, de género policial y romántico, y 14 historias cortas. Además, escribió la conocida obra de teatro La ratonera.

Argumento

En pleno invierno, Poirot se encuentra en Estambul decidido a tomar el Orient Express. Su tranquilidad se ve turbada tras pasar una mala noche, cuando una tormenta de nieve ha detenido el tren y aparece el cadáver de un pasajero apuñalado salvajemente.

Edición, traducción y estructura de la obra

La edición pertenece a una colección que RBA sacó en 2008 sobre esta autora. Es de tapa dura y consta de una guía para el lector, con la relación de personajes, y la novela, dividida en tres partes con varios capítulos cada una. También tiene un plano del vagón en el que ocurre el asesinato, con los nombres de los ocupantes de cada compartimiento. Una edición sencilla, con letra grande y una traducción clara que ha sabido trasmitir la personalidad de cada personaje: la pedantería de Poirot, sus frases en francés, la frialdad de Mary Debenham, la solemnidad de la aristócrata, etc.

Actualmente existen 36 ediciones de la obra registradas en España. La mayoría de ellas publicadas por RBA o Molino. Lo curioso es lo que ocurre con el traductor: en algunas ediciones aparece como E. Machado-Quevedo (una conjunción de apellidos literarios bastante… curiosa) y en otras como Eduardo Macho-Quevedo. Si nos decantamos por la primera opción, este traductor solo habría trabajado en «Asesinato en el Orient Express»; pero si preferimos la segunda, se trata de un autor de cuatro obras sobre historia y leyendas, como «Julio César», «Marco Polo» o «Alejandro Magno», y de un traductor de hasta 24 textos, la mayoría cuentos y otras obras de misterio similares a este. Quiero pensar que se trata de una confusión con su primer apellido y ha dado lugar a una persona inexistente. Pero no tengo forma de comprobarlo. Si alguien tiene alguna idea sobre la cuestión, que no dude en comentar.

Opinión

La primera opinión que me viene a la mente es que lo he pasado muy bien leyendo este libro. Ha sido divertido y entretenido, como un juego. A pesar de que no soy una persona de comparar las coartadas de cada personaje en este tipo de historia, me ha gustado que me mantuviera pendiente de todos, de lo que hacían y decían, para averiguar quién era el asesino. No acerté con mis teorías y tampoco me ha gustado el final. A pesar de que está todo bien hilado, esperaba una solución más brillante, de esas con las que dices «¡claro! ¿Pero cómo no lo había visto venir?». El desenlace que nos ofrece la autora no me parece malo, sino demasiado simple, poco elaborado.

Por otro lado, no ha sido un libro que me haya aportado grandes cosas. Creo que se hizo para entretener y esa función la cumple perfectamente. Lo que más me ha gustado ha sido la ambientación. Esa atmósfera detectivesca de los inicios de la novela policíaca ha conseguido conquistarme. Sus expresiones y métodos me han envuelto por completo. Estoy segura de que voy a seguir leyendo a la autora. Incluso me han dado ganas de empezar a leer alguna aventura de Sherlock Holmes.

No puedo decir mucho más de una obra tan corta y de misterio, porque no quiero revelar ningún detalle. Para resumirlo, es un libro que recomiendo para pasar un buen rato, matar el aburrimiento y despejarse un poco de otras lecturas más complejas. Muy ligerito y ameno.

Reseñas de traducciones XXXIX – «El ocho»

Katherine Neville, El ocho (The Eight); traducción del inglés realizada por Susana Constante, Barcelona, Byblos, 2004, 864 pp., ISBN 9788466616164

El ocho es la primera novela de la escritora estadounidense Katherine Neville (1945). Se publicó en el año 1988 y se convirtió en un auténtico líder de ventas. A día de hoy, cuenta con diecinueve ediciones. Aunque escribe relatos y poemas desde niña, antes de dedicarse por entero a la escritura, Neville fue vicepresidenta del Banco de América, además de asesora técnica en empresas como IBM. Veinte años después de publicar esta novela, vio la luz su secuela El fuego (2008). Otras de sus obras son Riesgo calculado (1992) y El círculo mágico (1998). El ocho es una novela compleja, con mezcla de misticismo, conocimiento ancestral, ciencia, alquimia y hermetismo. Esta combinación es propia de casi todas sus obras y se la considera, según el escritor Javier Sierra, la madre de la novela esotérica.

Argumento

«Catherine Velis, una alta ejecutiva experta en ordenadores, se ve atrapada sin quererlo en la búsqueda de un legendario ajedrez que perteneció al emperador Carlomagno. El campeón soviético de este deporte, de gira por Nueva York, le advierte que corre un grave riesgo si se empeña en encontrar las piezas, pues en ellas reside una antigua clave de una fórmula ligada a la alquimia, la masonería y los poderes cósmicos. Ese mágico ajedrez, enterrado durante años en una abadía francesa, nos conducirá (de 1790 a 1970) por la historia de los personajes que poseyeron sus piezas y por la larga serie de crímenes que se cometieron para hacerse con ellas».

Edición, traducción y estructura de la obra

Esta edición de Byblos es de tapa blanda y con una letra bastante pequeña. El libro se compone de veintiocho partes irregulares, cada una subdividida en una especie de capítulos cortos sin numerar, separados por el símbolo del infinito. Tiene un índice al final. En cuanto a la estructura interna, la historia se narra en dos hilos temporales distintos, que se van entrelazando hasta que llegan a ser casi paralelos.

A pesar de haber sido reeditado durante más de dos décadas, se ha utilizado siempre la misma traducción, que pertenece a Susana Constante (1944 – 1993). Esta traductora argentina ha trasladado al español textos de los conocidos Michael Ende y Stephen King, entre otros. Además, también escribió sus propias novelas, como La creciente (1982) y El guardián de Ardis (1989). En mi opinión, la traducción es buena y fluida. Sin embargo, se trata de un texto escrito hace treinta años y tiene alguna que otra palabra que, en nuestros días, podría llegar a considerarse políticamente incorrecta, como moro o chusma (para referirse al pueblo llano).

Opinión

A mí me das una conspiración mezclada con ocultismo y me conquistas para siempre. No puedo evitar sentirme atraída por este tipo de temas y a día de hoy no existe ninguna novela de este género que no me haya gustado. Así que no sé si esta reseña va a ser la más objetiva del mundo.

Me ha parecido un libro muy interesante por todos los temas que abarca, desde Mesopotamia y Fenicia hasta la Revolución Francesa. Algunos aparecen más desarrollados que otros, pero al final de la historia te das cuenta de que todo cuadra y de que nada sobra. Al menos para mí; he visto otras opiniones en las que se señala que el libro tiene mucha paja. Como siempre, para gustos están los colores. Por otro lado, si tuviera que escoger entre los dos hilos temporales en los que se desarrolla, me quedo con el de 1790, ya que en él es donde aparecen más datos sobre el ajedrez de Montlange y su historia.

Se lo recomiendo a los amantes del misterio y de la historia. Eso sí, no esperéis un ritmo rápido y agitadísimo, porque os decepcionará. La historia se desarrolla de manera muy lenta, con un montón de referencias a personajes ilustres en medio. Entre dichos personajes se encuentra Napoleón, Newton, Bach, Catalina la Grande, Euler o Pitágoras. Un auténtico batiburrillo que puede echar para atrás. Sin embargo, como he dicho más arriba, todo está hilado perfectamente y entre nuestras dos protagonistas, Mireille, por un lado, y Cat Velis por otro, consiguen que todo quede atado. Hablando de los personajes, Cat me cae bastante bien; creo que es una mujer inteligente y que no recula cuando hay problemas. Hay un detalle curioso y es que los nombres de la autora y de la protagonista son muy similares, además de que su fecha de cumpleaños es el mismo día. Esto es algo que se le ha criticado a Neville, pero yo creo que cada persona puede encontrar la inspiración donde le apetezca. En cuanto a Solarin, el protagonista masculino, también me gusta aunque me he quedado con ganas de conocer más su pasado. Es algo que se trata de manera superficial y me habría gustado conocerlo un poco más. El resto de personajes, Lily, Mordecai, Harry, Kamel, Blanche… me gustan todos, los buenos y los malos. Además la historia da unos giros increíbles y no se conocen las intenciones de cada uno y quienes son realmente hasta el final. La única pega que le pongo es que creo que la relación entre dos de los personajes podría haberse desarrollado un poco más o, al menos, introducirse antes. Esto es algo minúsculo, porque el elemento romántico en este libro es algo totalmente secundario y no afecta en nada a la trama central.

Podría estar escribiendo páginas y páginas sobre este libro, porque es tan denso que una reseña de dos hojas se le queda corta. Así que os animo a que le deis una oportunidad y saquéis vuestras propias conclusiones. Eso sí, tomáoslo con calma o las piezas del ajedrez acabarán por explotaros la cabeza.

Reseñas de originales XII – Primera parte de «Caballo de Troya»

J. J. Benítez, Caballo de Troya; Barcelona, Círculo de Lectores, 1986, 504 pp., ISBN 84-226-2026-X

Caballo de Troya es el primer libro de una saga compuesta por once obras. El autor, J. J. Benítez, comenzó a escribirla en 1984 y no ha sido hasta la semana pasada que ha publicado el cierre absoluto de la serie. Este escritor fue periodista durante muchos años, pero su interés sobre la ufología y las conspiraciones lo llevaron a dejar su carrera periodística y dedicarse por entero a escribir sobre estos temas. Es un gran investigador y nunca se cansará de afirmar que algunas de sus obras (Caballo de Troya es una de ellas) están basadas en documentos verídicos y reales. Algunos de sus ensayos más importantes son El testamento de San Juan; Los astronautas de Yavé o Diez preguntas eternas. Ha recibido un sinfín de críticas negativas, sobre todo, por parte de la Iglesia y de algunos grupos escépticos, pero a él le da lo mismo. No tiene pelos en la lengua para decir lo que piensa sobre la religión y está muy convencido de lo que cuenta en sus obras. Solo por eso, yo le doy un voto de confianza. Todos los libros de esta saga se llaman igual, cambiando el número, claro; la excepción es el número diez, que se titula El día del relámpago. La obra concluyente, es la versión de la historia del copiloto, que acompañó al protagonista en su aventura; se llama El diario de Eliseo.

Sinopsis: «Uno de los proyectos secretos más impresionantes de todos los tiempos. Un asombroso viaje hasta el año 30 de nuestra era. Un americano del siglo XX es testigo profundamente conmovido e indignado de los últimos once días de la vida de Jesús de Nazaret».

Como se ha podido entrever en la introducción, yo soy pro J. J. Benítez. Siempre me han encantado la conspiración, los misterios y los secretos que, quizá, jamás nos sean revelados. No lo puedo evitar. Es un gusto heredado y no me avergüenzo de ello. Caballo de Troya me ha encantado y hay muchos puntos que podrían ser perfectamente reales. No voy a decir que me creo al pie de la letra lo que dice el libro, pero tampoco me creo a la Iglesia. Así que cada cual saque sus propias conclusiones. Por otro lado, si dejamos a un lado la polémica que la rodea, la obra es un ejemplo dentro de su género. Lo reflejan las ventas durante décadas, que respaldan la manera de escribir de este gran autor y las tramas tan buenas que consigue crear. Te mantiene enganchada de principio a fin, haciendo que necesites saber cómo va a acabar aquello (aunque todos conozcamos el final de Jesús de Nazaret). Además, el protagonista lo describe todo con pelos y señales, cosa que ayuda mucho a meterte en la historia. La verdad es que se llega a empatizar mucho con él.

Tengo dos ediciones diferentes, que pertenecen a colecciones distintas de Círculo de Lectores. La que reseño aquí es la más antigua, cuya portada aparece en la foto. Es de tapa dura con sobrecubierta. Cuenta con un  índice al final del libro, precedido por un mapa de Israel en el año 30. La obra está compuesta por dieciocho capítulos, siendo los seis primeros una especie de introducción al manuscrito, que comienza a partir del capítulo siete; a partir de ahí, cada capítulo es uno de los once días previos a la muerte de Jesús. En el Banco de Datos de la BNE constan once ediciones, pero solo a partir de 1994, a pesar de que la mía es del año 1986. Teniendo esto en cuenta, seguramente existan más ediciones publicadas.

A fin de cuentas, ya te lo tomes como real o ficticio, este libro de J. J. Benítez es una lectura obligada si te interesa el misterio y la conspiración, sobre todo, religiosa. Es un tema que, a día de hoy, sigue siendo candente en nuestra sociedad. Sin embargo, no está de más echarle un ojo a obras como esta, que nos ponen por delante posibilidades que jamás nos podríamos imaginar. Gracias J. J.; sin duda, continuaré con la saga.