Reseñas de traducciones LII – «Mendel el de los libros»

Stefan Zweig, Mendel el de los libros (Buchmendel); traducción del alemán realizada por Berta Vias Mahou, Barcelona, Acantilado, 2009, (Cuadernos), 57 pp., ISBN 978-84-96834-90-3

Vuelvo a reseñar otra obra breve del genio Zweig. Si queréis saber algo más de él, en las publicaciones anteriores os dejo algunos datos. Aquí tenéis el enlace directo a las reseñas de Carta de una desconocida y de Américo Vespucio, relato de un error histórico. El relato de Mendel el de los libros fue escrito y publicado, en 1929, en una especie de antología con otros cuentos, que el autor nombró Caleidoscopio.

Argumento

Narra la trágica historia de un excéntrico librero de viejo que pasa sus días sentado siempre a la misma mesa en uno de los muchos cafés de la ciudad de Viena. Con su memoria enciclopédica, el inmigrante judío ruso es tolerado, querido y admirado por su culta clientela. Sin embargo, en 1915 es arrestado y acusado de colaborar con los enemigos. Un relato sobe la exclusión en la Europa de la primera mitad del siglo XX.

Edición, traducción y estructura de la obra

La edición es exquisita. Es el primero que tengo de la colección de Cuadernos y es bastante más pequeño que los demás. Pero el tamaño es la única diferencia. El resto (estilo de cubierta, textura del papel…) es igual. En esta ocasión, la traducción está firmada por Berta Vias Mahou, licenciada en Geografía e Historia Antigua, que ha traducido también a Ödön von Horváth, Schnitzler, Joseph Roth y Goethe. Además, según la página web de Acantilado, es autora de obras como La imagen de la mujer en la literatura o Ladera norte. De la traducción no tengo queja alguna. Como comenté en la reseña de Carta de una desconocida (traducida por otra persona) he conseguido ver la pluma del Zweig que me conquistó con su fluidez y elegancia.

Opinión

El relato tiene menos de 60 páginas así que no quiero estropeároslo con una reseña demasiado larga. Solo voy a decir que es una historia superficial y triste. Superficial no en el mal sentido de la palabra, sino referido al hecho de que el autor no ahonda en la trama ni en los personajes, sino que traza unas cuantas líneas a modo de boceto, con las que consigue crear una historia. Me parece increíble. En cuanto a lo de triste, qué puedo decir de esto. Creo que Zweig utiliza al protagonista como una metáfora de las consecuencias que tuvo la Primera Guerra Mundial. A mí ha conseguido encogerme el corazón y trasmitirme ese sentimiento de nostalgia con el que comienza el narrador.

Dejando claro que me ha gustado mucho, debo decir que no es la mejor de las obras que he leído hasta ahora del autor, quizá porque me ha sabido a poco. Me habría gustado conocer más del pasado de Mendel, de cómo fue su vida antes del café Gluck y también de la buena señora Sporschil. Pero ahí está la maestría de Stefan Zweig. Monta una historia sencilla, con cuatro datos y la cuenta de tal manera que deja al lector con ganas de más. Recomiendo Mendel el de los libros sin ninguna duda. A cualquier lector de cualquier género.

1 comentario

  1. Qué ganitas le tengo a este libro, aunque me quedo con lo que comentas de que no te ha parecido el mejor del autor, tampoco me extraña, tiene multitud de obras y algunas bastante importantes. Antes que esta leeré 24 horas en la vida de una mujer, que la tengo esperando en la estantería. A ver qué me parece y será el estreno con el autor, pero sin duda, este de Mendel el de los libros tengo que leerlo en algún momento, sí o sí. Un saludito.

    Le gusta a 1 persona

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s