Reseñas de originales XXXII – «El asesinato de Pitágoras»

Marcos Chicot, El asesinato de Pitágoras; Barcelona, Duomo Ediciones, 2015, 669 pp., ISBN 978-84-16261-20-8

El asesinato de Pitágoras no es la primera obra de Marcos Chicot (1971), pero sí la que lo dio a conocer de manera nacional e internacional. Una novela histórica de misterio, más bien policíaca, llena de acción y algo de amor. Este psicólogo y economista compaginaba ambas profesiones con la escritura, hasta que en 2013 se atrevió y autopublicó su libro. Se presentó al Premio Planeta, en el que consiguió la cuarta posición y en pocos meses su novela estuvo en los primeros puestos de los más vendidos. La historia tras El asesinato de Pitágoras, en la que se incluyen tres largos años de documentación, tiene mucho que ver con el nacimiento de su hija y la lucha por darle el mejor futuro posible. El propio autor lo explica en su página web; os animo a que leáis esta parte de su vida.

El libro cuenta con una segunda parte, La Hermandad (2014), pero puede leerse de forma independiente. Otras obras de Chicot son El asesinato de Sócrates (2016) y El asesinato de Platón (2020).

Argumento

El anciano filósofo Pitágoras, uno de los personajes con más poder de su época, está a punto de elegir un sucesor entre los grandes maestros cuando en su comunidad se inicia una serie de asesinatos. Tras los crímenes se atisba una mente oscura y poderosa que parece superar al propio Pitágoras. La enigmática Ariadna y el investigador egipcio Akenón tratarán de descubrir quién es el asesino a la vez que resuelven sus propios sentimientos. Un reto en el que los fantasmas del pasado se unen a las oscuras amenazas del presente.

Edición, traducción y estructura de la obra

La edición es muy completa y refleja a la perfección lo bien documentada que está la historia. Contiene mapas de la antigua Magna Grecia, una introducción sobre Pitágoras, el prólogo, 140 capítulos (sí, 140) y una carta dirigida a los lectores. Quizá el número de capítulos asuste, pero es necesario decir que son muy cortos, de dos o tres páginas como mucho. También tiene entradas de la Enciclopedia Matemática, en las que se explican conceptos que van a ser importantes en las siguientes partes de la trama. La narración y estos datos matemáticos aparecen en tipografías distintas, lo cual ayuda para que el lector sepa diferenciar qué forma parte de la historia y qué sirve como base para entender lo que viene.

Está narrado en tercera persona, con un narrador omnisciente. Es mi tipo de narración favorita, sobre todo en los libros de misterio porque puedes leer la historia desde arriba, desde un punto de vita general. Además, hay capítulos dedicados completamente al asesino: lo que hace, cómo piensa y sus objetivos (sin desvelar su identidad) y eso me ha parecido un toque interesante. Mi pequeña puntualización es que, para mi gusto, repite mucho los nombres propios cuando describe acciones. Ariadna pensó… Ariadna dijo… Ariadna se dirigió a… Todo dentro de un mismo párrafo en el que ya deduces que se está hablando del mismo personaje. Aunque como ya digo, es un detalle de estilo que tiene que ver más con el gusto de cada uno.

Opinión

En general, el libro me ha gustado. Al principio me parecía demasiado lento y no me enganchaba. Además, no paraba de compararlo con El ocho, un libro del mismo género y que tenía muy reciente, y eso no ayudaba. Me costó mucho trabajo entrar en el mundo creado por Chicot. Otro punto que no me gustó es que los personajes se desarrollan absolutamente todos, incluso los que salen dos veces. Entiendo que esto ayuda a crear el ambiente de incertidumbre porque, si todo el mundo es importante, todo el mundo puede ser el malo. Pero creo que en algunos casos no eran necesarias esas descripciones exhaustivas de personajes que no aportaban nada.

En la segunda mitad, el ritmo mejora mucho y comienzan a pasar ciertas cosas que te mantienen  en tensión y con ganas de seguir. Sin embargo, para entonces yo ya había adivinado prácticamente toda la trama de Ariadna y, lo más importante, sabía quién era el asesino. Y no es que tuviera sospechas, es que estaba segura y no me podía creer que fuera tan evidente. La verdad es que me decepcionó esta predictibilidad; esperaba un nudo más elaborado teniendo en cuenta la cantidad de páginas. También veo necesario señalar la presencia de escenas de torturas y violaciones muy descriptivas, algunas bastante crudas. Por otro lado, quedé prendada con toda la historia y la doctrina pitagórica. No sabía que Pitágoras había tenido tanta importancia política en su época ni conocía muchas de las características de su comunidad. Este personaje siempre me ha parecido muy curioso y he disfrutado aprendiendo tantos detalles de su pensamiento y de su forma de entender el mundo. En cuanto a la relación amorosa, bueno, indiferente. Desde mi punto de vista, no es importante para el tema central y tampoco es que tenga mucho peso más allá de un par de heroicidades por parte de los protagonistas.

Recomiendo este libro a los aficionados de la novela histórica, más que del misterio, porque a mi parecer tiene más presencia lo primero. Es una novela muy densa, pero los capítulos cortos ayudan a leerla con fluidez. Sin duda, muy entretenida. Si os animáis, espero que no descubráis el pastel tan pronto como yo.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s