Reseñas de traducciones XIII – «La restauradora», un gran inicio para la saga de La reina del cementerio

Amanda Stevens, La restauradora (The restorer); traducción del inglés realizada por María Angulo Fernández, Barcelona, Roca Editorial de Libros, 2015, (Roca de bolsillo), 365 pp., ISBN 978-84-15729-88-4

La restauradora es una novela escrita por la estadounidense Amanda Stevens. La novela original se publicó en 2011 y tardó tres años en llegar a España. La autora ha escrito más de cincuenta novelas, de las cuales, traducidas al español existen unas doce.  Esta obra es una especie de novela romántica con toques paranormales. Es la primera entrega de una serie conocida como La reina del cementerio. Los libros que forman parte de dicha serie, publicados hasta el momento son: El reino, El profeta, La visitante y una precuela, Los abandonados. En las siguientes publicaciones del blog, se harán las reseñas de los dos libros posteriores. En cuanto a La visitante y Los abandonados, aún no los he leído. Amanda Stevens se caracteriza por crear atmósferas fantasmagóricas y ambientes góticos, pero con características de la novela moderna.

La sinopsis es la siguiente: «Amelia Gray tiene veintisiete años y desde los quince puede ver fantasmas. Heredó el don (o maldición) de su padre, y también a través de él supo las reglas que todo médium debe respetar para poder serlo y llevar una vida tranquila: no alejarse de los campos santos; ignorar la presencia de fantasmas a su alrededor, aunque quieran hacerse presentes, y no relacionarse con personas cuyos espíritus les acechan. Amelia se dedica a restaurar cementerios de valor histórico artístico y con ello cumple con las reglas que su padre le impuso en su momento. Hasta que todo cambia. Un asesinato en uno de los cementerios en los que está trabajando la pone en contacto con un detective acechado. Los fantasmas del detective empezarán a amenazarla, pero ella no puede evitar sentirse muy atraída por él, lo que la pone en una disyuntiva extrema: elegir entre sus sentimientos y su seguridad».

Para mi gusto, es una sinopsis demasiado larga.; un resumen del argumento no debería superar las cinco o seis líneas. No hace falta contarte toda una introducción del libro en la contracubierta, eso ya lo va descubriendo el lector a medida que va leyendo. Además, creo que el libro tiene características suficientemente buenas como para llamar la atención con menos texto en el resumen. Por otro lado, a mí la historia me encantó. La combinación entre el amor y lo paranormal está muy bien hecha y, sobre todo, equilibrada a la perfección. Es decir, que en ningún momento noté que me sobrara alguno de los dos elementos (romanticismo o fantasmas). El personaje principal, Amelia, está bien construido y es bastante coherente con su personalidad. Sus debates internos se viven de manera muy intensa, ya que está narrado en primera persona. La autora consigue que el lector se meta mucho en la historia. La verdad es que no suelo leer obras de temática paranormal, pero hay que decir que, aunque a veces se me puso la piel de gallina, esta novela es bastante suave.

La edición que yo tengo es de bolsillo, pero existe una edición normal que se publicó un año antes, también por la editorial Roca. Es de tapa blanda y el papel de las hojas es muy fino, tanto que da la sensación de romperse al pasar las páginas. Por otra parte, la letra es súper pequeña y los espacios entre renglones son demasiado estrechos. Quizá debería haberse extendido un poco el número de páginas, al aumentar el tamaño de la fuente y el interlineado, y así habría sudo más cómodo de leer. Sin embargo, si tenemos en cuenta el precio, la edición está genial. La imagen y los colores de la cubierta combinan muy bien con el contenido de la novela. El libro está dividido en cuarenta y un capítulos y un epílogo. No tiene índice y los capítulos tienen una longitud media, unas diez páginas por capítulo. Además están bastante bien hilados y no hay saltos temporales llamativos. Un punto muy positivo de esta edición es que el nombre de la traductora aparece en la portada.

La traductora, María Angulo Fernández, ha trabajado en más de treinta novelas. Algunos ejemplos son A orillas de un mismo recuerdo (Laurie Anderson, 2015), El brujo (Michael Scott, 2011), o Diosa (Josephine Angelini, 2013). Lleva más de doce años trabajando para Roca Editorial y, además, es traductora jurada y trabaja como traductora legal en varias empresas. Para ser sincera, la traducción de este libro me gusta y no tengo muchas críticas negativas. Lo único que mejoraría sería el uso de las oraciones compuestas. María Angulo introduce frases muy largas, con demasiadas oraciones coordinadas y subordinadas, que resultan muy pesadas a la hora de leer. Otro detalle que me gustaría destacar es el uso de la palabra médium, con acento y sin cursiva. Para ser sincera, siempre había visto ese término sin castellanizar y me sorprendió bastante verlo así escrito. Me pareció curioso; cada día se aprende algo nuevo. Por lo demás, la traducción está correcta y no se aprecian calcos o fragmentos extraños que no suenen a español.

Para terminar, quiero comentaros que se han adquirido los derechos de La reina del cementerio para una serie de televisión, de la cadena NBC. Estoy deseando que la estrenen, ¡porque me va a enganchar seguro!

Anuncios

3 comentarios sobre “Reseñas de traducciones XIII – «La restauradora», un gran inicio para la saga de La reina del cementerio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s