Traducción literaria I – Método, estrategia y técnica de traducción

En esta entrada y en las dos siguientes de esta sección, voy a intentar explicar la diferencia entre estrategia, método y técnica de traducción. Mientras he sido estudiante, distinguir esos tres conceptos me era bastante difícil. Así que, cuando tuve la oportunidad de hacer un trabajo de investigación, de tema libre, para una asignatura del máster, me decanté por esto. Decidí ponerme manos a la obra y aclararme de una vez con estas tres palabras, que parecen lo mismo pero tienen poco que ver. Hoy me voy a centrar en explicar la distinción entre ellas y, concretamente, en la estrategia de traducción.

Distinción entre método, técnica y estrategia

Los traductores deben tener en cuenta que, para traducir un texto de manera eficaz, es indispensable conocer qué método y estrategias utilizar antes de comenzar a traducir. Es fundamental analizar los problemas que se pueden presentar durante el proceso, plantear posibles soluciones y escoger la más adecuada, teniendo en cuenta que cada obstáculo se va a solucionar de una forma concreta, y que el recurso utilizado probablemente no sea válido para el siguiente problema que aparezca en el texto. Por ejemplo, los problemas léxicos se resuelven de forma distinta que los problemas que tienen que ver con estructuras gramaticales inexistentes en la lengua meta, así como el dilema que se crea en la mente del traductor cuando se encuentra con elementos culturales de la cultura del texto origen y que los receptores de la cultura meta no entenderían si se tradujeran de manera literal.

La traductóloga Amparo Hurtado Albir expone en su libro, Traducción y Traductología (2001), las definiciones de estrategia, método y técnica de manera clara:

Método traductor: Desarrollo de un proceso traductor determinado regulado por unos principios en función del objetivo del traductor, respondiendo a una opción global que recorre todo el texto.

Técnica de traducción: Procedimiento, visible en el resultado de la traducción, que se utiliza para conseguir la equivalencia traductora a microunidades textuales; las técnicas se catalogan en comparación con el original.

Estrategia traductora: Procedimientos, conscientes e inconscientes, verbales y no verbales, internos y externos, utilizados por el traductor para resolver los problemas encontrados en el desarrollo del proceso traductor.

Esto, en palabras más simples, se refiere a que el método es una elección de carácter global en cuanto al texto, la estrategia es de carácter individual y la técnica es la aplicación práctica de lo anterior, también de carácter individual y concreto. Las estrategias y técnicas pueden variar en un mismo texto, sin embargo, el método elegido debe ser el mismo para todo el conjunto.

Estrategias de traducción

El concepto de estrategia de traducción es, junto con el de método, uno de los que crean mayor confusión en el campo de la Traductología. Partiendo de las definiciones que aparecen más arriba, sería posible decir que la principal diferencia entre método y estrategia es que el primero es un proceso de carácter global y la última es un proceso que se lleva a cabo en partes concretas del texto. Dentro de la disciplina de la traducción, el término estrategia se ha llegado a utilizar para hablar tanto de los métodos de traducción, como de los procedimientos que se llevan a cabo para solucionar los problemas que van surgiendo durante el proceso traductor. A nivel del traductor de a pie, se confunden sobre todo estrategia y técnica. Por ello, voy a intentar establecer una definición lo más clara posible del primero, para marcar las diferencias entre ambos términos.

De manera general, el concepto de estrategia viene del ámbito cognitivo del lenguaje, ya que se trata del proceso mental que se lleva a cabo para solventar un problema. En el ámbito concreto de la traducción, tal y como explica Hurtado Albir en su libro, es necesaria una investigación mayor y desde diferentes puntos de vista, debido a la complejidad del estudio de los procedimientos mentales del ser humano. La traductóloga afirma que existen estrategias de varios tipos: las que se llevan a cabo para la comprensión del texto original, las relacionadas con la solución de problemas o las de obtención de documentación; también hay estrategias a distinto nivel, las que tienen que ver con el texto de manera general y las que se aplican a una parte específica del mismo; estrategias que tienen que ver con la modalidad de traducción que se esté realizando, ya sea interpretación en todas sus variantes o traducción escrita; estrategias usadas según problemas de traducción específicos, aunque nunca se emplean las mismas para los mismos problemas; y, por último, estrategias destinadas a mejorar tanto el proceso de traducción como el resultado obtenido.

Existen un montón de recopilaciones de estrategias según los criterios anteriores. Sin embargo, yo me quedo con la propuesta que realiza Frederic Chaume en una de sus publicaciones, en el año 2005:

a) Estrategias de documentación: contrarrestan la falta de conocimientos que pueda tener el traductor sobre la cultura del texto origen.

b) Estrategias para la comprensión del texto origen: incluyen los distintos análisis que realiza el traductor sobre el texto original antes de realizar la traducción en sí, a partir de los cuales se reconoce el tipo de texto y los problemas que pueden surgir.

c) Estrategias para la reexpresión del texto meta: estas estrategias tienen que ver con el método de traducción elegido previamente por el traductor y son las que marcarán las técnicas de traducción concretas para solventar los problemas que puedan aparecer en el traspaso de información de una lengua a otra.

d) Estrategias nemotécnicas: se trata de técnicas de memorización que son útiles para recordar qué procesos ya han sido utilizados a lo largo del proceso de traducción.

A fin de cuentas, no existe un repertorio único y universal de estrategias que se pueda memorizar y manejar, a modo de manual de instrucciones durante el proceso de traducción. Lo que debe tenerse en cuenta son los numerosos aspectos de un texto e intentar elegir la estrategia más acertada en cada caso.

Anuncios

2 comentarios sobre “Traducción literaria I – Método, estrategia y técnica de traducción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s