Reseñas de traducciones X – «A todos los chicos de los que me enamoré», diferente y entretenida

Jenny Han, A todos los chicos de los que me enamoré (To all the boys I loved before); traducción del inglés realizada por Marta Becerril Albornà, Barcelona, Destino, 2014, 376 pp., ISBN 978-84-08-12844-1

Imagen: Planeta

A todos los chicos de los que me enamoré es una novela juvenil de 2014, escrita por Jenny Han. Se trata de la primera parte de una trilogía; la segunda y la tercera parte son: P. D. Todavía te quiero (2016) y Para siempre, Lara Jean (2017). La autora es conocida por la trilogía Verano: El verano que me enamoré (2012), No hay verano sin ti (2012) y Siempre nos quedara el verano (2013). Estudió literatura creativa en la Universidad de Nueva York y está especializada en literatura juvenil. Precisamente esta novela se encuadra en ese género. Tiene una temática amorosa, algo así como «romance de instituto», con toques de humor y situaciones curiosas que producen una mezcla perfecta para solucionar una tarde aburrida.

Esta es la sinopsis: «Lara Jean guarda sus cartas de amor en una caja. No son cartas que le hayan enviado, las ha escrito ella, una por cada chico del que se ha enamorado. En ellas se muestra tal como es, porque sabe que nadie las leerá. Hasta que un día alguien las envía por equivocación y la vida amorosa de Lara Jean pasa de imaginaria a estar totalmente fuera de control».

A pesar de tener un tema bastante trillado, considero que es una novela diferente y original. El argumento es fresco y se distancia mucho de la típica novela de amor adolescente. La manera en que la autora cuenta la historia da lugar a un libro entretenido y bastante divertido. Lo de poner el punto de partida del argumento en el tema de las cartas me ha parecido una idea muy buena. A la valoración positiva le ha ayudado el hecho de que, en varias ocasiones, me he sentido identificada con la protagonista, sobre todo con su manera de entender el amor a esa edad. Aunque también he de decir que algunas veces me ha parecido demasiado infantil, hasta tal punto de ser exasperante. Sin embargo, la verdad es que de las novelas juveniles que he leído, es de las que más me han gustado. Porque no narra una relación tóxica y rancia de dos adolescentes, que todos nos sabemos de memoria. Además, entremezcla otros aspectos importantes como la amistad y las relaciones familiares. Lara Jean tiene una familia muy unida: ella y sus dos hermanas son mitad coreanas, por parte de madre, y mitad estadounidenses, por parte de padre. Durante la novela, podemos ver como la relación con sus hermanas sufre altibajos, pero siempre se acaban reencontrando porque «una hermana siempre encuentra el camino de regreso a la otra». También hay que resaltar  las partes en las que habla de su madre fallecida, puesto que son entrañables. Por otro lado, tengo que destacar el personaje de Peter Kavinsky, no por nada en especial, sino porque me cae irremediablemente bien.

La edición es en tapa blanda (de esas que son más duritas) con solapas. Está publicada por el sello Destino, de la editorial Planeta de libros. No tiene índice y consta de setenta y dos capítulos, junto con una especie de prólogo sin título. Los capítulos son cortos, algunos de solo dos o tres páginas. La imagen ocupa toda la cubierta y la contracubiera, y no hay nada más que mirar la foto de arriba para darse cuenta de que es muy bonita.

Yo tengo la segunda impresión de la primera edición, que es la única que existe a día de hoy. La encargada de la traducción ha sido Marta Becerril Albornà. Además de traducir, Becerril es lectora profesional, editora y colaboradora de marketing en editoriales como  Planeta y RBA. Estudió Filología Inglesa y ha traducido unas siete obras, entre las que se encuentra la otra trilogía de Jenny Han, que he mencionado en el párrafo de la introducción. Otras de sus traducciones son El chico malo y Si fueras mío,ambas de Abbi Glines y publicadas en 2013. La autora cuenta la historia de manera lineal, y con un lenguaje muy sencillo. Considero que lo más complicado de esta traducción es mantener el tono de cada personaje, es decir, hacer que en español hablen de acuerdo con su carácter, igual que ocurre en la versión original. Por ejemplo, las preguntas inocentes de Kitty, la hermana menor, el tono infantil (a veces, irritante) de Lara Jean o la autoridad de la hermana mayor, Margot. Desde mi punto de vista, la traductora ha creado los mismos personajes en el texto en español y reflejan la misma personalidad que en inglés. Por otra parte, el estilo de Jenny Han es fresco y va narrando casi sin darse cuenta, algo que también ha trasladado Marta Becerril. Así que, de mi parte, no hay queja. Además, la edición está muy cuidada: no he encontrado erratas ni descuidos en la sintaxis.

Por último, quería hablaros un poco sobre la adaptación que ha hecho Netflix del libro. No pude terminar de ver la película. Me parece súper infantil y me aburrió a los veinte minutos. No sé si toda la película es fiel al libro, al menos la parte que yo vi sí lo era. Sin embargo, no sé por qué, la novela me resultó mucho mejor y, en ningún caso, aburrida.

Anuncios

2 comentarios sobre “Reseñas de traducciones X – «A todos los chicos de los que me enamoré», diferente y entretenida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s