Reseñas de traducciones VII – La emotiva historia dentro de «El secreto de la orquídea»

Lucinda Riley, El secreto de la orquídea (Hothouse flower); traducción del inglés realizada por Patricia Orts, Barcelona, Debolsillo, 2015, (Bestseller), 575, ISBN 978-84-9062-519-4

Imagen: Casa del Libro

El secreto de la orquídea fue publicada en 2010, por Peguin Books, en Reino Unido. Su autora, Lucinda Riley, es irlandesa y, antes de dedicarse a la escritura, fue actriz de televisión y teatro. Escribió su primera obra a los 24 años, pero el éxito le llegó con la novela de la que hablamos aquí. Actualmente está escribiendo una nueva saga, Las siete hermanas, de la cual ya están publicados los cuatro primeros libros: Las siete hermanas, La hermana tormenta, La hermana sombra y La hermana perla. El secreto de la orquídea ha sido traducida a treinta y cuatro idiomas y es un bestseller internacional. El tema central de esta novela de ficción es el amor, aunque contiene detalles de historia que ayudan a contextualizar mucho mejor el argumento. No la clasificaría dentro de la novela histórica, pero casi.

Antes de llegar a mi opinión, os dejo la sinopsis: «Tras una leyenda tailandesa, la acuarela de una exquisita orquídea y un diario olvidado se esconde la verdad que redimirá a tres generaciones de personajes inolvidables. De niña, Julia Forrester pasaba horas en el invernadero de Wharton Park haciendo compañía a su abuelo, el jardinero de la hermosa mansión aristocrática. Años después, tras perder lo que más sentido daba a su vida, Julia busca consuelo en ese escenario que marcó su infancia. Pero Wharton Park es una sombra de sus días pasados y Kit Crawford, el último heredero de una gran familia, se ve obligado a ponerla en venta. Entre los objetos subastados se encuentra la acuarela de una rara orquídea, procedente de Tailandia, que pronto despertará en ella recuerdos enterrados. Poco después, un sorprendente hallazgo en las dependencias de los criados suscita nuevas preguntas que solo su abuela, antigua doncella de la finca, podrá responder».

Para mí, ha sido un placer leerla. Con sus casi 600 páginas, la terminé en dos días; no podía parar de leer. Es una novela que engancha, emotiva y, en ocasiones, enternecedora. Se trata de una saga familiar que, junto con la historia de amor, transmite también el sufrimiento de la Segunda Guerra Mundial (concretamente la ocupación japonesa de Tailandia), tanto para los soldados como para las familias que los veían marchar. También muestra el importante papel que desempeñó la mujer en la guerra, algo de lo que se habla pocas veces. El argumento se compone de dos hilos temporales distintos: dos generaciones de una misma familia. Reconozco que me olía el pastel antes de llegar a la mitad. Quizá sea porque el final es predecible, o porque he visto demasiadas telenovelas y ahora soy mucho más eficaz adivinando el embrollo a la primera. Aun así, ha merecido la pena. La historia está contada de manera precisa y sencilla; a pesar de mezclar el pasado y el presente, está muy bien hilado y evita que te formes un jaleo de nombres y personajes. Además, el ambiente en el que se desarrolla, traspasa las páginas: la sociedad inglesa a finales de los años treinta y  principios de los cuarenta; las presentaciones en sociedad; la presuntuosidad de la clase alta, todavía muy presente; los dilemas morales de la mujeres que se debatían entre su libertad y el deber de encontrar y servir a un marido… Finalmente, tengo que destacar el personaje de Elsie, la abuela de la protagonista. De todas las personas que aparecen en el libro, Elsie es mi favorita: una mujer fuerte, luchadora, trabajadora y valiente.

La edición de bolsillo es impecable, a pesar de su bajo precio. La cubierta es muy bonita, de tapa blanda pero resistente. En cuanto a la estructura interna, se compone de sesenta capítulos, el prólogo y el epílogo. Se divide en dos partes: invierno y verano. Durante el desarrollo de la historia, se mezclan dos narradores, Julia en primera persona que transmite sus pensamientos, a modo de monólogo interno; y un narrador omnisciente en tercera persona que va narrando todos los hechos. En la mayor parte del libro, este narrador omnisciente es, teóricamente, Elsie mientras cuenta una historia del pasado.

Existen tres ediciones en español: la primera es de 2011, por Plaza y Janés; la segunda, del año 2012 por Debolsillo; y la tercera, en 2015 por la misma editorial que la anterior. En enero de 2019, salió otra edición con cubierta nueva, que es la que yo tengo, a un precio muy asequible. En todas las ediciones, la traducción ha sido siempre realizada por Patricia Orts. Esta traductora es bastante conocida dentro de la novela romántica contemporánea. Ha traducido en torno a setenta obras, entre novelas y ensayos. Se licenció en Derecho y comenzó a trabajar para el Ministerio de Asuntos Exteriores, donde empezó a relacionarse con el mundo de la interpretación y la traducción. Estudió Filología Hispánica y comenzó a trabajar para algunas editoriales traduciendo por encargo. Es traductora jurada de italiano, pero también trabaja con el inglés y el francés. Como he dicho más arriba, es muy conocida ya que ha traducido varias obras de Federico Moccià, como Tres metros sobre el cielo (2009), Perdona pero quiero casarme contigo (2011), o Carolina se enamora (2011). Algunos títulos de otros autores son: Muerte en Florencia (Marco Vichi, 2011); Pabellón 11: el niño nazi (Piero Degli Antoni, 2012); o Si escucharas mi corazón (Sara Rattaro, 2013). En cuanto a la traducción de El secreto de la orquídea, que es lo que nos interesa aquí, tengo que destacar cómo ha mantenido el registro distinto de cada personaje. En el original, se nota la diferencia de uso del lenguaje que hace cada uno según su clase social, así como el inglés directo y poco fluido de los nativos tailandeses. Pues esa característica se ha trasladado también a la versión en español. Patricia Orts ha marcado los rasgos lingüísticos de los personajes, sin llegar a ridiculizarlos o hacer una caricatura vulgar y de mal gusto de la clase social a la que pertenecen. Es necesario valorar el buen trabajo que ha hecho aquí Orts, puesto que, en el mundo de la traducción literaria, es muy fácil caer en lo políticamente incorrecto, en lo que a los registros lingüísticos se refiere.

Anuncios

3 comentarios sobre “Reseñas de traducciones VII – La emotiva historia dentro de «El secreto de la orquídea»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s