Reseñas de traducciones I – El «octavo» Caso de Charles Dexter Ward

H. P. Lovecraft, El Caso de Charles Dexter Ward; traducción de Benjamin Briggent, Barcelona, Plutón, 2016, (Colección Misterio), 160 pp., ISBN 978-84-945104-0-3

Imagen: Plutón Ediciones

Dentro del género literario de terror, el autor H. P. Lovecraft (Providence, 1890-1937) es ampliamente conocido por su innovación a la hora de escribir este tipo de novelas. Al introducir temas como la ciencia ficción o el ocultismo y dejar de lado a los clásicos fantasmas, se convirtió en lo que podríamos llamar un pionero en la creación de relatos de misterio de este subgénero literario. Precisamente el libro que se va a comentar aquí, se caracteriza por tener como tema principal el ocultismo. Se trata de una novela corta y es conocida por ser una de las principales obras del autor. Se conoce que Lovecraft la escribió entre 1927 y 1928.

           La obra cuenta como el joven Charles, de buena familia y un apasionado de la historia antigua, se obsesiona hasta rozar la locura con un antepasado suyo, Joseph Curwen; dicho personaje tenía bastante mala fama en su época, por estar relacionado con temas oscuros de alquimia, ritos e invocaciones. Además, durante toda la narración se hacen numerosas alusiones a lo que ocurrió con las brujas de Salem en 1692, acontecimiento con el que también se vincula a dicho personaje. Cuando el protagonista descubre su parentesco con Joseph Curwen, quiere saber cada vez más sobre su historia, hasta tal punto que decide continuar con las oscuras y peligrosas investigaciones del mismo. El narrador de la historia utiliza las investigaciones del doctor Willet, el médico que trata la enfermedad mental de Charles, para contar desde el principio los distintos sucesos que han llevado al protagonista a la situación actual en la que se encuentra. La historia se sitúa en 1918, en Providence, la propia ciudad del autor y que aparece como escenario en otras obras suyas.

           Esta nueva edición de El Caso de Charles Dexter Ward, publicada en 2016 por Plutón Ediciones, dentro de su colección Misterio, es de tapa blanda y un tamaño bastante cómodo y manejable. La cubierta sigue la línea del resto de libros que se incluyen en la colección: oscura e inquietante, con una imagen que contiene algunos símbolos y palabras incomprensibles, relacionados con el tema del ocultismo. Hay que destacar que en la portada, junto con el título del libro y el nombre del autor, aparece también el nombre del traductor en un tamaño bastante decente, lo cual constituye un punto positivo para esta editorial. Además, cuenta con un estudio preliminar en el que se informa sobre la trayectoria vital y profesional del autor, y en el que también se contextualiza la obra. Esta explicación previa permite poner al lector en situación y hace que pueda comprender mejor la obra que está a punto de leerse.

            En cuanto a la estructura, tal y como se indica en el índice (situado al final del libro), la obra se compone de cinco partes, cada una de ellas divididas, a su vez, en varios puntos que cumplen la función de capítulos. La primera parte, compuesta por dos puntos, informa al lector de la desaparición de Charles Dexter Ward de un psiquiátrico y revela los datos principales de la vida del protagonista. Las cuatro partes restantes, se componen de seis partes cada una, a excepción de la última, que cuenta con siete. En ellas se cuenta la historia de cómo llegó Charles a volverse loco, entremezclando así la línea temporal de la primera parte con numerosos saltos al pasado que explican las causas de las diferentes intrigas que se presentan a lo largo del libro. La segunda y la tercera parte funcionan como una contextualización de la vida de Charles y de cómo descubre su relación familiar con Joseph Curwen. La cuarta parte constituye el núcleo del argumento de la novela, puesto que contiene el culmen de la intriga principal y a partir de la cual se van solventando todas las situaciones de suspense que aparecen en el libro. Aunque la quinta y última parte constituya el desenlace, es necesario señalar que el autor es capaz de mantener el misterio desde la primera hasta las últimas páginas y consigue prolongar en el lector esa sensación de intranquilidad y desconcierto que caracteriza a las novelas de este género literario.

            Como hemos dicho al principio, Lovecraft constituye un clásico en la novela de terror y misterio, por lo tanto eso supone un motivo por el que sus obras se han traducido innumerables veces. Además, el hecho de que en el año 2007 se cumplieran setenta años de su muerte, facilitó que sus derechos quedaran libres para que las editoriales tuvieran licencia para disponer de sus relatos con total libertad. La consecuencia directa de lo anterior, es que existen hasta ocho traducciones de El Caso de Charles Dexter Ward en el mercado español, contando con esta que se está analizando aquí. La primera traducción se publicó en 1971, con varias ediciones posteriores que contienen las traducciones del mismo traductor, pero revisadas. A partir de 2007, comenzaron a aparecer traducciones de distintos traductores, publicadas por diferentes editoriales que no querían dejar pasar la oportunidad de tener a H. P. Lovecraft en su catálogo.

            Así llegamos hasta esta edición, de 2016, que viene de la mano del traductor Benjamin Briggent. Dicho traductor también ha trabajado en las versiones al español de obras como El retrato de Dorian Gray (2010), de Oscar Wilde, o El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde (2010), de Robert Louis Stevenson, ambas para la editorial Plutón. El estilo de Lovecraft se caracteriza por estar plagado de palabras complejas y de muchos adjetivos, uno de los aspectos por el que lo critican los que no simpatizan con sus obras. También es necesario señalar que el autor añade numerosas y precisas descripciones, sobre todo de los distintos escenarios de Providence. Asimismo, en este caso concreto el narrador se basa en los datos de un médico, lo cual promueve aún más el uso de palabras técnicas a las que se le suma que la novela está ambientada a principios del siglo pasado. Teniendo en cuenta estos rasgos, hay que reconocer la buena labor de Benjamin Briggent, ya que mantiene en todo momento el estilo propio del autor y consigue trasladar tanto el tono recargado, como las estructuras compuestas. Buenos ejemplos de lo anterior son los siguientes fragmentos, extraídos directamente de la traducción de Briggent: «[…] un mar de tejados y cúpulas y colinas lejanas que una tarde de invierno contemplara desde aquella terraza y que se destacaba, violento y místico, contra una puesta de sol febril y apocalíptica llena de rojos, de dorados, de púrpuras y de extrañas tonalidades de verde» (p. 12); «[…] a partir de aquella fecha asumieron diversos tonos, cubriendo rangos desde leves zumbidos aceptables a explosiones de furor frenético, ávidos jadeos y gritos de protesta proferidos en diversos idiomas» (p. 33). Como se puede observar, en todo momento se conserva ese estilo barroco y abarrotado de adjetivos que caracteriza a Lovecraft.

            La pregunta que le pone el broche final a esta reseña podría ser: ¿son necesarias tantas traducciones diferentes de una misma obra? En el caso concreto de esta novela, la respuesta es afirmativa. Aunque no sea necesario renovar la traducción cada dos años porque los términos que se hayan utilizado se queden obsoletos, El Caso de Charles Dexter Ward es un clásico del género literario de terror. Por lo tanto, si el mercado literario español nos ofrece la posibilidad (que no sucede todos los días) de poder comparar y elegir qué versión nos gusta más o nos parece más completa, no hay nada que se le pueda reprochar a todas las editoriales que han decidido tenerlo en su catálogo. Es un libro que se puede leer rápido, a pesar de tener un estilo narrativo bastante complicado en algunos casos, y contiene la dosis necesaria de intriga y misterio que ayuda al lector a salirse de su propia rutina. Así pues, esta novela debería ser lectura obligatoria para todos los amantes de Lovecraft y de las novelas de terror en general.

Anuncios

Un comentario sobre “Reseñas de traducciones I – El «octavo» Caso de Charles Dexter Ward

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s